Septiembre 15, 2010

Santiago 1:22-25 

Aprender a escuchar a Dios es clave para obedecer su voluntad. El señor habla regularmente a sus seguidores por medio de cuatro recursos.

  • La biblia. Es el manual de dios en cuanto a sus pensamientos y acciones. Es la fuente primordial de sus seguidores para consultar todo lo referente a sus vidas. Esto significa que nuestro objetivo debe ser más que leer un poquito cada día. Debe ser escuchar lo que dios nos dice en cuanto a cómo y dónde aplicar su Palabra.
  • La oración. Como todos los amigos verdaderos, el señor desea dar y recibir en sus relaciones. Por tanto, mi oración no está completa si el único que habla soy yo. Debo silenciar mis labios y mis pensamientos, para que puedan abrirse mis oídos espirituales.
  • Las circunstancias. El señor reveló a menudo sus caminos a sus santos de la biblia por medio de sus circunstancias. Él sigue haciendo lo mismo hoy. Las situaciones son diferentes, pero dios es el mismo. Él usa cada día para revelar la manera equivocada de pensar, abrir o cerrar puertas de oportunidades, y demostrar que sus promesas son verdad.
  • Otras personas. Pastores, amigos y consejeros pueden comunicar una palabra de verdad a una persona. El señor puso a los creyentes en comunidad para que pudieran ser apoyados por quienes están a su alrededor. Él no duda en enviar un mensaje a través de alguien que conocemos.
Pero Dios no usa sólo uno o dos de estos métodos para llegar a un creyente. Él habla a través de todos ellos. Tenemos que afinar nuestros oídos espirituales, recordando siempre que un mensaje del señor debe estar de acuerdo con su santa Palabra. Dios le está hablando a usted. Tenemos que afinar nuestros oídos espirituales, recordando siempre que un mensaje del señor debe estar de acuerdo con su santa Palabra.  

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional