Julio 15, 2010

Genesis 12 

La fe es el cimiento de nuestra vida cristiana. Hebreos 11.1 (nvi) nos da la definición bíblica de este término. "La fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve".

La fe verdadera es más que algo que expresamos verbalmente; es un camino que recorremos. a lo largo de la vida, nuestro Padre celestial nos lleva en un viaje, permitiéndonos experimentar una verdadera relación con él en cada circunstancia que encontremos.

El pasaje de hoy explica que Dios tiene un propósito para todo lo que nos sucede. El Señor prometió a abraham que sus descendientes serían tan numerosos como las estrellas en el cielo (Gn 15.5). Después guió a su siervo a obedecer varias órdenes, entre ellas, dejar su tierra. A Abraham no se le hizo saber los detalles de ese plan.

Ahora sabemos que él fue el padre de la nación judía, y que entre su linaje estuvo Jesucristo, el Salvador de la humanidad. aunque el patriarca no siempre fue obediente, sí dio un paso al frente con fe confiando en el propósito supremo de Dios.

Nosotros, también, podemos saber con certeza que el Señor está entretejiendo un plan hermoso. él no está obligado a explicar sus razones ni a revelar cada detalle. Lo que hace es mostrar el paso siguiente (Sal 119.105), y es nuestra responsabilidad obedecer, incluso cuando no tenga sentido.

Si usted quiere saber qué está haciendo Dios en su vida, obedézcalo. Muchas veces no entenderá las complejidades del plan, pero puede confiar en la benevolencia del corazón de Dios. tenga la certeza de que todo lo que él hace tiene un propósito, y un beneficio para usted. así que, dé un paso de fe, y verá la fidelidad del Señor. Si usted quiere saber qué está haciendo Dios en su vida, obedézcalo. 

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional