Septiembre 4-5, 2010

Josué 6.1 -5 

Josué necesitó dirección cuando enfrentó uno de los momentos más cruciales de su vida. Puesto que el señor le había prometido el éxito en la conquista de Jericó, él sabía el resultado de la batalla, pero como el día del combate se aproximaba, Josué necesitó una estrategia específica para la victoria.

Lo que le escuchó decir al señor debió haberlo dejado boquiabierto. ¿Puede usted imaginar lo que estarían pensando los soldados mientras llevaban a cabo esta extraña estrategia de batalla? En tiempos de confusión como éstos, es bueno recordar tres requisitos para sacarle provecho a las instrucciones de Dios:

  1. Fe para creerle al señor
  2. Valor para obedecerlo
  3. Paciencia para esperar su tiempo
Cuando dios nos da instrucciones claras por medio de su Palabra o de su Espíritu, nuestra respuesta muestra cuánto confiamos en Él. Si en realidad le creemos a Dios y a sus promesas, nuestra obediencia será precisa y total. La victoria en las luchas solo está disponible para quienes actúan de acuerdo con la dirección del señor.

Someterse al tiempo del dios es también parte esencial de la obediencia. ¿Qué habría sucedido si el ejército hubiera decidido ignorar los planes de dios para los primeros seis días, y se hubiera lanzado a hacer solo lo que era para el séptimo día? no habrían logrado la victoria.

¿Con qué frecuencia rogamos la guía del señor, pero dudamos en obedecer cuando al final nos la da? Vivir por fe puede parecer un gran riesgo cuando sus instrucciones no tienen sentido, o requieran una larga espera. Sin embargo, conocer su perspectiva eterna y su poder ilimitado puede fortalecer nuestra decisión de obedecer. Conocer su perspectiva eterna y su poder ilimitado puede fortalecer nuestra decisión de obedecer. 

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional