Julio 24-25, 2010

Colossians 3:12-17

Algunos diccionarios definen la palabra regalo como "algo que se da para expresar amistad, cariño y apoyo". Al usar esta definición, parece lógico dar cosas sólo a quienes amamos, no a quienes nos hieren o tratan mal. Sin embargo, la Biblia nos ordena claramente dar uno de los regalos más grande es perdonar a quienes nos maltratan.

Perdonar significa "renunciar a todo derecho a castigar o a exigir una sanción por un agravio". Y esto, sin condiciones, porque dejaría de ser un perdón. efesios 2.8, 9 amplía este concepto al contrastar el regalo de la salvación con las obras. Ni la salvación ni el perdón pueden ganarse; ambos deben darse gratuitamente. así como dios nos ha concedido el perdón, que no merecíamos ni podíamos ganar, también nosotros debemos eximir a todo ofensor de cualquier forma de castigo.

El no perdonar es una esclavitud emocional que consume a la mente con el recuerdo de las ofensas, desfigura las emociones con la venganza, y llena al corazón de desasosiego. Sus tentáculos llegan hasta las profundidades del alma, afectando tanto la salud espiritual como la física. Pero quien decide dar amor y perdón, está listo para recibir la paz de Cristo. deje que la Palabra de dios le ayude a poner su ira y sus heridas en las manos amorosas de él, y vea después cómo los pensamientos de venganza se transforman en alabanza y gratitud al Señor.

Felizmente, el regalo del perdón no es algo que tenemos que producir nosotros mismos. este regalo está envuelto en el amor de dios y atado con la cinta roja del sacrificio de Cristo. nos lo da gratuitamente el Salvador, y nuestra tarea es simplemente darlo a los demás. Felizmente, el regalo del perdón no es algo que tenemos que producir nosotros mismos.

www.encontacto.org  - www.encontacto.org/meditaciondiaria  -  www.encontacto.org/archivodevocional