El Camino Bíblico - 10 de Agosto, 2013

Share with your friends


Isaiah 47

En la lectura de hoy:

El juicio sobre Babilonia; Israel es reprendido; Jesucristo, la Luz de los gentiles; la restauración de Israel; el sufrimiento del Siervo de Dios

Nosotros esperamos el juicio de Dios sobre los impíos, o sobre los necios, pero muchos no pueden ver la razón por la cual los cristianos sinceros tienen que pasar por tiempos muy difíciles también.

El profeta Isaías nos recuerda que tenemos que mantener nuestra fe sin pensar en las circunstancias, diciéndonos: «¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová . . . ? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios» (Isaías 50:10). Dios puede darnos bendiciones en medio del quebrantamiento, y darnos la victoria en medio de las tragedias, tal y como lo hizo con Job. Estas experiencias son pruebas de nuestra fe, por las cuales podemos desarrollar una fe mayor. Dos veces Dios dijo que Job había sido el hombre más perfecto sobre la tierra, pero vemos que él aún sufrió mucho. Sin embargo, la fe de Job se mantuvo firme porque él sabía que Dios estaba en control de su vida. Confiadamente él testificó durante su más intenso sufrimiento, y dijo: «Mas Él conoce mi camino; me probará, y saldré como oro» (Job 23:10). Cada uno de nosotros nos enfrentaremos a las pruebas del Señor como también a las pruebas que vienen de los poderes de las tinieblas; pues sabiendo estas cosas no nos desmayamos si vemos que algún día todo nuestro mundo personal se hace pedazos y parece que el Señor nos ha abandonado. En un mensaje a Su pueblo que estaba oprimido y sufriendo como esclavos en Babilonia, Dios le dijo: «Yo, Yo soy vuestro Consolador. ¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal . . . ?» (Isaías 51:12-13).

La seguridad que el Señor les da a los que sufren es también para nosotros: «Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor» (Santiago 5:10). Cuando dudamos del cuidado amoroso y la sabiduría de Dios para poder cuidar a Sus hijos, entonces estamos asumiendo que Él no puede cumplir Su Palabra. Además, tal actitud querrá también decir que Satanás tiene más poder para derrotarnos que Dios tiene para defendernos. Cuando una prueba tras otra nos confrontan, entonces debemos de recordar que el Dios Soberano está obrando Su perfecto plan en nuestras vidas: « . . . gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de Su gloria os gocéis con gran alegría» (I de Pedro 4:13). «Si sufrimos, también reinaremos con Él . . . » (II de Timoteo 2:12).

Pensamiento para hoy:

A pesar de las circunstancias, sabemos que Dios está en control.

Lectura opcional: Santiago 5

Versículo de la semana para aprender de memoria: Habacuc 3:18

 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...