Alimento Diario - 19 de Septiembre

Share with your friends
  

Complicada o simple

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. 1 Pedro 5:6-7

La vida puede volverse complicada.

Hace algunos años, en preparación para lanzar al mercado una nueva marca de jabón, la compañía en cuestión reunió a un grupo de personas creativas y les dijeron que hicieran una lista de ideas sobre cómo promocionarlo.

Como todo valía, recibieron todo tipo de sugerencias. Por ejemplo, uno eslogan decía:

"Los elementos alcalinos y las grasas vegetales de este producto están mezclados de tal manera, que aseguran la más alta calidad de saponificación, con una gravedad específica que lo mantiene en la superficie del agua, evitando así que, quien se está bañando, tenga que molestarse en buscarlo en el fondo de la bañera."

Después de leer semejante párrafo, el gerente de publicidad tachó todo, y en su lugar escribió una sola palabra: "Flota".

Ese gerente había aprendido que a la vida se la puede encarar de una de dos formas: o complicada, o simple. 

La vida se nos hace complicada cuando sólo vemos las cosas desde nuestro punto de vista y tratamos de solucionarlas a nuestra manera.

Es más simple cuando aprendemos a compartir las cosas de la vida con alguien. Hay quienes creen que es mejor compartir esas cosas con un consejero, un amigo, o un familiar.

En el texto para hoy, San Pedro nos dice que es mejor todavía hacerle caso a Dios. "Depositen en él toda su ansiedad, porque él cuida de ustedes".

El Padre celestial demostró la magnitud de su amor para con nosotros cuando envió a su Hijo a este mundo a salvarnos. Jesús sufrió el rechazo, la falta de respeto y las burlas de la humanidad, para que el Padre nos aceptara nuevamente como sus hijos. Él murió para que nosotros podamos vivir.

El saber que el Señor nos cuida cambia todo. Lo complicado se convierte en simple... casi podemos decir que, al igual que el jabón de nuestra historia, nosotros también "flotamos".

ORACIÓN: Señor de la vida, te damos gracias porque, por más complicadas que parezcan nuestras vidas, tú tienes la respuesta, la dirección y la guía que necesitamos. Enséñanos a buscarte y seguirte en todo momento. En el nombre de Jesús. Amén.

© Copyright 2010 Cristo Para Todas Las Naciones 

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...