Alimento Diario - 16 de Julio

Share with your friends
  

Síganme

Jesús dijo: “Vengan, síganme”. Marcos 1:17a

“Vengan, síganme”, una directiva muy simple, una invitación que cambia la vida.

Mientras Jesús anduvo por esta tierra, su vida fue un expresión de amor y servicio al Padre. Los discípulos, en su momento, aprendieron de su ejemplo. Ellos lo vieron sanar a enfermos, resucitar muertos, dominar a la naturaleza, y hacer milagros con las cosas del diario vivir –transformar el agua en vino, multiplicar trozos de pan y pescado. Y también lo vieron amar a sus enemigos – hasta el amargo final.

¿Qué entendemos cuando Jesús dice: “Vengan, síganme”? Significa nada menos que hacer lo que Jesús dijo que hagamos: “Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan” (Lucas 6:27b-28).

Las palabras de Jesús son bien directas, pero la aplicación a nuestra vida es poco menos que revolucionaria. Piense por un momento: ¿quién hace <i>realmente</i> esas cosas –<i>amar</i> a sus enemigos, <i>hacerle</i> el bien a quienes le odian, <i>bendecir</i> a los que le maldicen, <i>orar</i> por los que le maltratan?

Las palabras de Jesús nos plantean un desafío que requiere acción de parte nuestra. Jesús nos desafía a que amemos con el mismo amor sacrificado con que él nos amó a usted y a mí. Jesús amó a quienes se burlaron de él, a quienes lo golpearon, le escupieron, lo patearon, lo apuñetearon, lo flagelaron, y lo clavaron a la cruz

“Vengan, síganme”, les dice Jesús a quienes están dispuestos a cargar la cruz de la fe y servicio para seguirlo a Él.

¡Qué honor es saber que Jesús nos extiende esa invitación a cada uno de nosotros! Para los que por fe sabemos que la vida, muerte, y resurrección de Jesús ha conquistado nuestros pecados y vencido al padre de las mentiras, la respuesta entusiasta debe ser: “Sí, Señor, te seguiremos”.

ORACIÓN: Padre celestial, ayúdanos a seguir a Jesús, que es la única esperanza del mundo. En su nombre. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción está basada en un texto escrito por Matthew Glowacki, quien colabora con la oficina de Cristo Para Todas las Naciones en Australia.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

 

 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...