Alimento Diario - 14 de Marzo, 2012

Share with your friends
  

 

Hábitos usuales

“Luego los judíos llevaron a Jesús… al palacio del gobernador romano… los judíos no entraron en el palacio, pues de hacerlo se contaminarían ritualmente y no podrían comer la Pascua.”Juan 18:28

Es usual que los residentes de este mundo tengan hábitos a veces extraños.

Eso fue lo que los empleados del zoológico de Denver descubrieron hace algunos años, cuando construyeron un hábitat natural para el oso polar. Durante los tres años que duró la construcción, el oso fue mantenido en una jaula que sólo le permitía dar tres pasos, pegar la vuelta, y volver a dar los mismos tres pasos.

El nuevo espacio natural para el oso era precioso. Sin embargo, cuando lo pusieron allí, finalmente libre para andar a gusto por él, el oso miró a su alrededor, dio tres pasos, giró, otra vez dio tres pasos, y volvió a girar.

Al igual que ese oso, los judíos que fueron al palacio de Pilato también eran criaturas de hábito: tenían el hábito de comer la comida de la Pascua. Por lo tanto, los hombres que habían sentenciado a un Hombre inocente a la muerte, se negaron a entrar al patio de Pilato. Extraña costumbre… comer el cordero de la Pascua, y al mismo tiempo matar al Cordero de Dios.

Como cristianos necesitamos asegurarnos que nuestras costumbres no se interpongan en nuestra proclamación del Señor de la Vida. De la misma forma en que el Señor rasgó el velo del templo para que el mundo supiera que Jesús había venido a salvar a TODOS, así también el Espíritu quiere apartar del pueblo de Dios toda carga que le impida compartir a Jesús.

ORACIÓN: Querido Señor, hay hábitos que se interponen. Concédeme el buen hábito de dirigir a otros hacia Jesús, mi Salvador. En su nombre, amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones  

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...