Alimento Diario - 22 de Febrero

Share with your friends
  

¿Cuánto se esforzaría?

Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor. En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamient "Ama a tu prójimo como a ti mismo" Gálatas 5:13-15a.

Siempre me ha gustado ver cuánto es capaz de esforzarse una persona por no perder algo que realmente quiere.

Hace un tiempo salió una historia sobre una familia del estado de Wyoming que se había mudado al estado de Arkansas, y había dejado el gato para que fuera junto con la mudanza.

Con toda honestidad, los hombres que fueron a hacer la mudanza trataron de poner al gato en el camión pero no lograron atraparlo, por lo que tuvieron que llamar por teléfono a sus dueños. La señora tuvo que regresar a la casa y, con la ayuda de un bife de hígado, logró capturar a su gato.

En este caso, para no perder algo que realmente quería, esta señora tuvo que viajar 1,500 millas. Me pregunt ¿cuántas personas harían algo así por un ser humano?

El viaje que Jesús hizo para salvar a quienes Dios amaba fue mucho más largo que 1,500 millas. Él vino del cielo a la tierra; vino de escuchar las alabanzas de los ángeles, a escuchar las maldiciones de la humanidad.

Sí, Jesús hizo un viaje muy largo. Y, sin embargo, lo hizo por su propia voluntad, para que nosotros pudiéramos ser salvos y para que su Padre pudiera reclamar las almas de aquéllos a quienes ama.

ORACIÓN: Padre celestial, te damos gracias por haber enviado a tu Hijo en un viaje que le costó la vida, para que nosotros podamos tener vida eterna junto a ti. Enséñanos a amar como tú nos amas. En Jesucristo. Amén.

© Copyright 2011 Cristo Para Todas Las Naciones 

CRISTO PARA TODAS LAS NACIONES 
660 Mason Ridge Center Dr. 
St. Louis, MO 63021 
1-800-972-5442 
camino@lhm.org 
www.paraelcamino.com 

 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...