El Camino Bíblico - 5 de Enero

Share with your friends

 

Lea Genesis 13

En la lectura de hoy:

Abram y Lot se separan; Abram se muda a Hebrón y edifica un altar; Lot es rescatado; Melquisedec bendice a Abram; el pacto de Dios con Abram

La prueba de fe de Abram empezó después que él y Lot salieron de Ur de los caldeos, en un viaje de cerca de 1.609 kilómetros, a la tierra prometida. Al llegar, se encontraron con una sequía que los llevó hacia el sur, cerca de Sodoma, donde había buen pasto. Abram y Lot tenían grandes rebaños de animales. Muy pronto «hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot» (Génesis 13:7). Abram podía haber escogido la mejor parte de la tierra para sí mismo, pues él era mayor que su sobrino Lot, y también era el líder espiritual de ellos. Pero, en cambio, Abram amorosamente le dijo a Lot: «No haya ahora altercado entre nosotros dos . . . porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha . . . » (13:8-9). El egoísmo de Lot lo llevó a aprovecharse de Abram y escogió toda la llanura del Jordán, que tenía bastante agua, cerca de Sodoma.

Fue después de esta experiencia que Abram recibió la promesa del Señor que Abram iba a ser una descendencia muy numerosa: «Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra» (13:16). Abram fue hacia el norte « . . . y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón (una región montañosa), y edificó allí altar a Jehová» (13:18).

Lot decidió ignorar sus necesidades espirituales de mantenerse en compañerismo con Abram. Al contrario, él hizo amistad con los hombres de Sodoma, quienes «eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera» (13:10-13).

Lot fue igual que muchos cristianos de hoy en día, quienes lamentan nuestra maldita sociedad, pero al mismo tiempo toman decisiones que están basadas en sus propias ventajas materialistas. Sólo algunos oyen seriamente a su Salvador, quien les dice: «Ningún siervo puede servir a dos señores» (Lucas 16:13). Satanás quiere que tengamos dudas que, cuando obedecemos al Señor, hemos escogido lo mejor de esta vida.

El apóstol Pablo escribió: « . . . estamos atribulados en todo . . . en apuros, mas no desesperados . . . perseguidos . . . derribados, pero no destruidos . . . por tanto, no desmayamos . . . porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria» (II de Corintios 4:8-17).

Pensamiento para hoy:

Las pruebas que enfrentamos hoy, un día nos parecerán insignificantes, cuando podamos compararlas con lo que Dios pudo cumplir por ellas.

Lectura opcional: Mateo 5

Versículo de la semana para aprender de memoria:

Génesis 1:1
 
Share with your friends

PREVIOUS DEVOTIONALS

More Devotionals
Loading
Working...